Siete consejos clave para una impermeabilización duradera con membranas líquidas

Posted by Albert Berenguel - 31 agosto, 2021

La versatilidad de las membranas líquidas permite su aplicación para la impermeabilización de todo tipo de estructuras, desde cubiertas hasta sótanos, pasando por aparcamientos, y desde plantas industriales hasta infraestructuras como puentes, presas o depuradoras de aguas residuales.

Las membranas líquidas forman una capa de impermeabilización sin juntas totalmente adherida que evita soldaduras y uniones que generalmente representan los puntos más débiles en cualquier sistema de impermeabilización.

Pero el poder de la tecnología líquida no muestra sus beneficios reales antes de que se complete una instalación profesional. A continuación, se incluyen algunos consejos clave de los expertos en impermeabilización para obtener el máximo rendimiento, minimizar los costos y garantizar la satisfacción del cliente.

1. Necesitará una buena preparación del soporte

Las membranas líquidas requieren una adherencia completa sobre los soportes sobre los que se aplican, y su rendimiento depende de la calidad de la adhesión, ya que no han sido diseñadas para una aplicación flotante.

Soporte antes de una preparacion adecuada

Figura 1: Soporte antes de una preparación adecuada.

La ventaja de esta adherencia completa es que estos sistemas evitan la circulación del agua entre las capas incluso si la membrana está dañada, lo que ayuda a la detección, localización y reparación de posibles fugas.

Pero para ello es necesario prestar la máxima atención a la preparación del soporte que recibirá el sistema de impermeabilización, eliminando todos los elementos (incluidos los tratamientos previos existentes) que puedan limitar la adherencia o, peor aún, que puedan generar una "falsa" adherencia (es decir, una adherencia sobre una capa que no está cohesionada). Además, cada producto tiene requisitos específicos en cuanto a la humedad residual en los sustratos de hormigón.

Cualquier preparación inadecuada de la superficie puede conducir a la desconexión (es decir, al fracaso total) de la aplicación, lo que provoca la degradación, el tiempo de inactividad de las instalaciones, la necesidad de nuevas reparaciones y, en consecuencia, gastos adicionales.

 

2. Utilice siempre una imprimación

Probablemente sepa que una imprimación tiene el propósito de aumentar la adherencia, aunque la mayoría de las membranas líquidas no necesitarían una imprimación para lograr una buena adherencia sobre el hormigón. Pero las imprimaciones también tienen otras funciones importantes:

Reducen el riesgo de que asciendan burbujas de aire del sustrato a la membrana.

Proporcionan una superficie uniforme para las aplicaciones posteriores de la membrana.

Eliminan el polvo restante en el sustrato de hormigón.

Desempeñan un papel decisivo en la reducción del riesgo de desprendimiento y formación de ampollas en caso de que haya humedad residual en el hormigón.

Las membranas a base de resina suelen requerir productos especialmente formulados para su uso como imprimación. Una característica común de estas imprimaciones es una baja viscosidad para asegurar la penetración en la superficie porosa y rugosa del hormigón.

Imprimacion con MasterSeal P 770 antes de la aplicacion de la membrana MasterSeal M 790

Figura 2: Imprimación con MasterSeal P 770 antes de la aplicación de la membrana MasterSeal M 790

En el caso de las membranas cementosas, el caso es ligeramente diferente: en lugar de una imprimación con un producto específico, se requiere la aplicación de una "lechada adhesiva", que suele hacerse simplemente añadiendo agua adicional al mismo producto. Esto permite reducir la viscosidad del producto y mejorar así el contacto estrecho con la rugosidad del sustrato.

 

3. Priorizar el uso de membranas con capacidad de puenteo de fisuras

La razón es sencilla: las membranas líquidas están totalmente conectadas al soporte. Esto significa que cada movimiento del sustrato tendrá un impacto en la membrana. Un sistema de impermeabilización rígido reflejará cualquier grieta que se abra en el soporte, mientras que una membrana elástica, con capacidad de puenteo de fisuras, mantendrá su continuidad incluso cuando aparezcan fisuras inesperadas.

Membrana con capacidad de puenteo de fisuras cerrando el hueco creado por la aparicion de una fisura.

Figura 3: Membrana con capacidad de puenteo de fisuras cerrando el hueco creado por la aparición de una fisura.

Una ventaja adicional es la protección: los revestimientos y las membranas con capacidad de puenteo de fisuras aplicados sobre las superficies de hormigón garantizan la protección contra la penetración de agua o productos químicos agresivos, evitando las fugas y la posterior degradación del hormigón.

 

4. No manipular el consumo (es decir, el espesor aplicado)

Deformacion bajo tension de las membranas con capacidad de puenteo de fisuras

Figura 4: Deformación bajo tensión de las membranas con capacidad de puenteo de fisuras.

Hay varias razones por las que se debe seguir las recomendaciones del fabricante en cuanto al espesor aplicado de la membrana.

En primer lugar, las membranas elásticas puentean las fisuras inesperadas deformándose y sufriendo un alargamiento que reduce su espesor. Por ello, un espesor insuficiente pondrá en riesgo la continuidad de la membrana.

En segundo lugar, un sustrato como el hormigón es siempre irregular, por lo que, a menos que se realice una amplia preparación de la superficie, un espesor insuficiente de la membrana puede no cubrir todas las irregularidades del soporte.

Y, en tercer lugar, una membrana de protección representa una barrera contra el agua, los productos químicos agresivos y los gases. Todas las sustancias tienen una determinada capacidad de difusión a través de las membranas, por lo que las capacidades de aislamiento están siempre ligadas al espesor aplicado. Por ejemplo, se considera que un material es estanco al radón si su espesor aplicado es más de tres veces la longitud de penetración de la difusión obtenida mediante pruebas. Más información en nuestro blog “Cómo prevenir la penetración del gas radón en las estructuras de hormigón”.

 

5. La complejidad está en los detalles

Las juntas, las fisuras, las fijaciones, las conexiones y muchos otros detalles constructivos son los que concentran el mayor riesgo de fallo de la impermeabilización.

Numerosos detalles resueltos con una membrana liquida en una cubierta tecnica

Figura 5: Numerosos detalles resueltos con una membrana líquida en una cubierta técnica.

Aunque las membranas líquidas representan una solución más fácil de estos detalles en contraste con las láminas prefabricadas, esto no significa que estos puntos no requieran una atención especial.

Las bases de anclaje, las fijaciones mecánicas, las instalaciones montadas en superficie, etc., pueden tener diferentes configuraciones, pero todas ellas pueden quedar completamente cubiertas por una capa continua del sistema de impermeabilización líquida.

El caso de los desagües de cubierta es bastante sencillo, ya que sólo requiere aplicar la membrana líquida con un consumo adicional en, al menos, 40 cm alrededor del perímetro del desagüe.

Figura 6: Las medias cañas interiores creadas antes de la aplicación de la membrana garantizan la continuidad en las conexiones entre muros y de muro a suelo.

Y, por último, las esquinas con bordes afilados o los ángulos internos (de muro a suelo o entre muros a diferentes planos) deben ser suavizados y redondeados con medias cañas para evitar la concentración de tensiones en caso de movimientos de los diferentes elementos.

 

6. Trate adecuadamente todas las juntas de movimiento

Las juntas son necesarias en las estructuras de hormigón por diversas razones. Los pequeños movimientos del hormigón que provocan fisuras pueden compensarse con membranas elásticas o con capacidad de puenteo. Sin embargo, los movimientos de las estructuras pueden variar: dependiendo de las variaciones diarias y estacionales de la temperatura, la luz solar o las variaciones funcionales o estructurales de los diferentes elementos de una estructura de hormigón, las membranas elásticas pueden no ser suficientes y las juntas de movimiento deben ser tratadas mediante un sellado adecuado utilizando masillas o bandas elásticas.

En este caso, es necesario asegurar una conexión adecuada entre la membrana impermeabilizante y el sistema de sellado de juntas, de manera que éste mantenga su capacidad de movimiento y el agua no pueda penetrar entre la conexión entre la junta y la membrana impermeabilizante.

 Sellado de juntas con masilla elastica  (MasterSeal NP 474) y conexion con la membrana Sellado de juntas con banda elastica (MasterSeal 930) y conexion con la membrana 

Y, por último, el verdadero truco de los especialistas...

 

7. Considere los beneficios adicionales de la membrana de impermeabilización

El trabajo básico de una membrana de impermeabilización es proporcionar una barrera contra el agua líquida para evitar que pase de un lado a otro de la estructura. Siempre que se hayan considerado cuidadosamente todos los puntos anteriores, todas las membranas cumplirán esta función. No hay ninguna membrana que sea menos del 100% impermeable.

Pero dependiendo de la aplicación de la membrana, las membranas de impermeabilización pueden cumplir requisitos adicionales:

En los tanques de biogás, se requerirá una alta resistencia química e impermeabilidad al metano. Lea más aquí: Protección en plantas de biogas

En zonas altamente contaminadas donde el hormigón está expuesto a los efectos del CO2, será bueno aplicar una membrana que ofrezca altas capacidades para proteger la estructura contra la carbonatación. Lea más aquí: Soluciones para ampliar la vida útil de las estructuras de hormigón

En el caso de la impermeabilización de cubiertas, la membrana debe ofrecer una alta resistencia a la intemperie. Esto garantizará la protección contra la luz solar, la lluvia y la nieve. Lea más aquí: Soluciones para impermeabilización de cubiertas

Si la membrana se utiliza en una superficie transitada como un aparcamiento, tendrá que demostrar una alta durabilidad en condiciones expuestas y una alta resistencia mecánica (abrasión, desgaste e impacto). Lea más aquí: Soluciones para edificios de aparcamiento

En los depósitos de agua potable, una membrana de impermeabilización adecuada puede ayudar a garantizar una calidad de agua constante. En este caso, deben tenerse en cuenta las legislaciones locales, ya que los requisitos varían geográficamente. Puede encontrar más información aquí: The challenges of water containment

Por último, pero no por ello menos importante, las membranas de impermeabilización también contribuyen a la sostenibilidad al reducir el impacto medioambiental y los costes económicos de las estructuras. Reducen la degradación del hormigón, que puede llevar a una costosa operación de reparación y renovación o, peor aún, a la demolición y reconstrucción de la estructura. Encuentre más información aquí: Impermeabilización del hormigón – el modo más simple de reducir el impacto ambiental de estructuras de hormigón

Topics: Impermeabilización


Nueva llamada a la acción
Nueva llamada a la acción
CTA - Revestimientos de protección en industria de tratamiento de aguas residuales